Conectar el mundo con radios del tamaño de una hormiga

Antena radio en un chip del tamaño de una hormiga para el Internet de las cosas
Radio del tamaño de una hormiga que puede funciona con la energía que obtiene de las ondas electromagnéticas que recibe. Foto Amin Arbabian

Un equipo de ingenieros de Standford en colaboración con la universidad de  Berkeley, California han construido una radio del tamaño de una hormiga. El dispositivo obtienen la energía suficiente para funcionar de las mismas ondas electromagnéticas que le envían las señales a su antena de recepción. Por tanto no necesita baterías para funcionar.

Está diseñada para calcular, ejecutar y transmitir ordenes y tan solo cuesta unos céntimos. Sus diseñadores pretenden que sea el eslabón perdido entre Internet y los aparatos inteligentes. El próximo paso en la revolución de El Internet de las cosas. Con estas antenas podríamos conectar millones de objetos y darles instrucciones desde nuestros smartphones u ordenadores.

Amin Arbabian, profesor de ingeniería eléctrica que recientemente mostró el chip de radio en el VLSI Technology en el Circuits Symposium en Hawaii dice:

El próximo crecimiento exponencial en conectividad será conectar objetos juntos, permitiéndonos controlarlos a través de la web.

La mayoría de la infraestructura necesaria para controlar sensores y máquinas de forma remota ya existe. Está Internet para transmitir las órdenes alrededor del mundo, y los ordenadores y smartphones para controlar esas órdenes. Lo que falta es un controlador wireless barato y que pueda ser instalado en cualquier gadget.

¿Cómo pones un sistema de control bidireccional wireless en todas las bombillas? Poniendo todos los elementos esenciales de una radio en un chip que cuesta unos céntimos fabricar.

Estos dispositivos han estado desarrollándose durante 3 años, Amin Arbabian de Standford junto con Ali Niknejad director del centro de desarrollo wireless de Berkeley,

La miniaturización ha traído consigo un gran descenso en el consumo de potencia, tanto es así que puede funcionar con la energía que obtiene de las propias ondas electromagnéticas que recibe la antena,  y no necesita baterías, pero suponiendo que las necesitara con una pila AAA de 1,5 V podría funcionar durante 100 años.

 Características de la antena de radio

Imagen de previsualización de YouTube

La antena tenía que ser pequeña y poder trabajar a 24 billones (24 mil millones) de ciclos por segundo. Los transistores estándar no podrían procesar señales con una oscilación tan rápida fácilmente.

El diseño final tenía que tener todos los componentes necesarios en un chip.

  • una antena de recepción que también recoge la energía de las ondas electromagnéticas entrantes
  • una antena de transmisión para transmitir respuestas y transmiten señales en distancias cortas;
  • y un procesador central de interpretar y ejecutar instrucciones.

No se necesitan componentes o potencia externa.

El fabricante francés STMicroelectronics fabricó 100 de esas radios con el diseño de Arbabian y con estos prototipos consiguieron demostrar que funcionaba, recibían procesaban y transmitían ordenes.

¿Serán estas Antena una auténtica revolución? Es posible que dentro de poco podamos tener controlados y monitorizados cualquier gadget o dispositivo electrónico a un precio irrisorio, desde las bombillas al motor de las persianas. El futuro se acerca

Fuente: Universidad de Standford

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.